miércoles, 13 de noviembre de 2013

El Cerebro Adicto

Un estupendo e interesante documental científico con amplia y vanguardista información sobre la estructura del comportamiento del cerebro adicto a ciertas sustancias y hábitos, dando argumentos para el trabajo de prevención.






Texto del vídeo.

El cerebro adicto. ¿Que efecto producen las drogas en mi cerebro? ¿Es posible tener adicción a Internet? ¿Por qué se produce una adicción?.

Lo que entendemos por adicción a algo no es otra cosa que un aprendizaje con recompensa que se hace patológico y acaba arruinando el proyecto de vida de la persona afectada y generando problemas a los que le rodean. El consumo crónico de drogas, alcohol, tabaco o los comportamientos adictivos a los juegos de azar o la suplantación de identidad en Internet se apropian del circuito de recompensa, elaboran un condicionamiento y llegan a afectar no solo a el funcionamiento sino también a la estructura cerebral. Al comparar un cerebro normal y uno adicto, en este caso a la cocaína, se observa como disminuye la actividad de diversas áreas del cerebro. En este caso representadas en color rojo desde la frente hacia atrás.

El riesgo y la aventura, la curiosidad por lo desconocido, generan un placer innato mayor o menor según el temperamento de cada uno. Las situaciones que entrañan peligro provocan un aumento de dopamina, neurotransmisor que procesa los estados de emoción positiva.

Ante una situación placentera, las neuronas del Núcleo accumbens reciben dopamina, mientras la amígdala evalúa la recompensa prevista, la corteza prefrontal procesa la información, sopesa, compara opciones y decide libremente la respuesta, actuando finalmente de una manera u otra.

Normalmente la dopamina no permanece en el espacio de las sinapsis entre la dos neuronas del Núcleo accumbens. Las mismas neuronas que la liberan la recapturan al interior. Además en esta región existen la interneuronas que descargan el neurotransmisor inhibidor GABA que controla y dosifica la liberación de dopamina. Esto permite que nuestro cerebro mantenga un y no estemos ni eufóricos ni apáticos sin motivo.

Todas las drogas rompen el equilibrio de la dopamina bien aumentando la concentración de dopamina en el espacio de la sinapsis o prolongando el tiempo que permanece antes de ser capturada. La cocaína por ejemplo bloque el recaptador de dopamina lo que hace que esta permanezca más tiempo en el espacio entre sinapsis prolongando el efecto placentero.La anfetamina, otro psico estimulante además de impedir que la dopamina sea recapturada aumenta la cantidad que se libera, de forma que la concentración aumenta muy rápidamente. Por otro lado la nicotina estimula  directamente las neuronas productoras de dopamina. En cambio los opiaceos, el cannabis y la morfina impiden la liberación del liberador de dopamina GABA. En el caso del consumo de éxtasis además se destruyen literalmente las neuronas al romperse en trozos llamados cuerpos apoptóticos.

El consumo crónico de cocaína alcohol u opiaceos disminuyen además los receptores de la dopamina que permanecen en niveles bajos incluso después de un año de dejar el consumo. De ahí que disminuyan paulativamente los efectos placenteros de la froga y se cree la necesidad de una mayor cantidad para conseguir el mismo efecto. Se explica así la compulsividad asociada al síndrome de abstinencia.

La adicción no se desarrolla tras un primer consumo sino que es un largo proceso de consolidación de un aprendizaje. Memorizar es aumentar la intensidad de las conexiones entre neuronas, las sinapsis. Cuando una neurona recibe información libera el neurotransmisor Glutamato y receptores de la otra neurona expulsan los iones magnesio, permitiendo la entrada de iones calcio al interior de la neurona. Estos iones desencadenan una cascada de reacciones que fortalecen la conexión entre ambas.

Con el consumo crónico de la droga, se modifica el proceso ya que el exceso de estimulación producido por la dopamina aumenta los receptores de Glutamato. Esto hace que la internalización del calcio sea muy intensa y se establezca el recuerdo a largo plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario