jueves, 28 de agosto de 2014

Croquetas Caseras




Croquetas Caseras


Ingredientes

1 litro de leche
80 g de mantequilla
80 g de harina
160 g de pollo cocido o asado (o más)
Sal y un poco de pimienta (si se quiere)
Para rebozar: harina, huevo y pan rallado


Elaboración

La leche se pone a calentar al microondas y mientras se derrite la mantequilla en una sartén. Se aparta del fuego, se añade la harina y se remueve hasta que quede una masa compacta. Volvemos a poner al fuego la sartén y hay que ir añadiendo la leche bien caliente muy poco a poco a la vez que removemos con las varillas para evitar que se formen grumos; yo suelo añadirla en varias veces, es decir, añado un poco y remuevo hasta que está totalmente integrada y espesa, vuelvo a añadir más y remuevo otra vez, así hasta acabar toda la leche.

En este punto condimento la bechamel con la sal y la pimienta y mezclo con el pollo, ahora queda dejar que vaya cociendo a fuego medio hasta tener el espesor que queramos, yo suelo tenerla casi media hora removiendo de vez en cuando, pero ya os digo que los tiempos van a ojo.
Una vez hecha la masa se pasa a una fuente y se cubre con papel de plástico film bien pegado sobre ella para evitar que se forme una costra. Una vez fría la guardo en la nevera y la dejo reposar hasta el día siguiente.


Croquetas Caseras



Para hacer las croquetas meto la masa en una bolsa de plástico de hornear con una de sus esquinas cortada.
Enharino una superficie y voy haciendo filas o churros de masa, espolvoreo harina por encima y corto la masa en porciones. Ayudándome con la harina hago las croquetas con forma de bola y de churro. Paso las porciones de masa por huevo batido (con un poco de sal) y luego por pan rallado.

Una vez las tengo todas hechas las vuelvo a guardar en la nevera para que reposen y se fije bien el rebozado. Las croquetas hay que freírlas en aceite caliente, luego se pasan a un plato cubierto con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.


Croquetas Caseras



Croquetas Caseras



Croquetas Caseras



Observaciones:

Las croquetas se pueden congelar perfectamente, quedan perfectas. Cuando se vayan a usar otra vez yo las saco horas antes y las dejo descongelar en la nevera. El relleno puede hacerse con lo que se quiera, en este caso son de pollo pero se puede poner jamón, algún pescado, queso... al gusto de cada uno. Si se pone jamón serrano hay que reducir la cantidad de sal que se lo ponga. Con estas cantidades me salen 30 en forma de churro y 20 en forma de bola, aunque depende del tamaño del que las hagamos.


Agradecería para mejorar el contenido del blog que dejes un comentario indicando si la receta le ha sido de utilidad o por el contrario no ha sido así, CON TODA SINCERIDAD. Asimismo comenta cualquier cosa que te parezca interesante señalar o compartir.

2 comentarios: