viernes, 26 de septiembre de 2014

Ostras



ostra
flickr


  • Coloca siempre las ostras apoyadas sobre su concha más cóncava (la menos plana) . Esto les permitirá conservar el agua de su interior y mantenerse frescas durante más tiempo.
  • Mantén las ostras en lugar fresco (entre 5-15 grados) hasta su consumo, por ejemplo en la parte baja de la nevera, aunque puede ser también en una terraza o garaje fresco. No las dejes nunca expuestas directamente al sol ni a las heladas.
  • Abre las ostras según las vayas a consumir. Si las abres con antelación, procura no dejarlas en un lugar caluroso y que no transcurra mucho más de una hora.
  • Desecha cualquier ostra abierta o que no contenga nada de agua en su interior.
  • Respetando estas sencillas normas, las ostras pueden mantenerse en las condiciones adecuadas hasta ocho o diez días.
Y ahora sólo queda lo mejor, ¡disfrutarlas con un buen vino!

No hay comentarios:

Publicar un comentario